Amparo Garay milagro de Dios (audio)


Mujer religiosa que estaba amargada pero a los 9 meses de su primer embarazo la ataco una ampolla, la cual reventó y ese liquido provoco mas ampollas, fue al medico y le dijo que ella tenia el mal de “la culebrilla negra” como se conoce en Puerto Rico y aqui la definición:

Herpes_zosterHerpes Zoster:

Este virus, el mismo que causa la varicela aunque a diferencia de éste no resulta contagioso, permanece “dormido” en el organismo del paciente sin causar problemas durante varios años, pero puede reaparecer como “culebrilla”, principalmente a causa de una bajada de defensas en el sistema inmunológico, una exposición excesiva a los rayos de sol, fiebre, estrés o una enfermedad mal curada.

Los primeros indicios de la “culebrilla” son el ardor o la picazón en algún punto del cuerpo o la cara, seguidos de un dolor que puede oscilar entre leve y fuerte.

Tras los ardores y picores se forman ampollas que persisten por espacio de hasta dos semanas. Si la “culebrilla” brota en el rostro puede afectar a la vista o el oído, y el dolor subsiguiente puede durar semanas, meses o años después que se hayan secado las ampollas.

Ese dolor, típicamente neuropático, obedece básicamente a que el virus ataca la mielina que recubre los huesos, dejándolos desprotegidos frente al más leve traumatismo o a los cambios de temperatura.

Está científicamente testado que la mayoría de las personas que desarrollan “culebrilla” cuenta con más de 50 años de vida.

Remedios difíciles

Hasta la fecha no se ha descubierto remedio eficaz alguno para la “culebrilla”, aunque el tratamiento con sustancias
antivirales puede ayudar a mitigar los efectos dolorosos de esta forma de herpes. Estos medicamentos son costosísimos, ya que suelen ser similares a los que se emplean para tratar de combatir la infección por VIH y se administran por vía oral o en forma de inyección intramuscular.

Y Dios a pesar de todo ese mal la levanto, sano y tuvo a su hija y ahora predica  el evangelio aqui su testimonio en audio

Aqui nuestro reproductor para que escuches el testimonio

Comparte este mensaje