Soy libre en Cristo


250Por Mario Alberto Gaspar Ramírez
Mario_crist@hotmail.com

mario-bebeLa parte trágica de mi historia empieza casi desde que nací y empecé a tener uso de memoria, ya desde pequeño mi vida fue atacada por cosas que la marcaron por muchos años.

Nací el 15 de Noviembre de 1963 en el Estado de Oaxaca, pero desde los 3 meses de nacido a causa de que mi padre era militar, fuimos llevados al estado de Chiapas, y allí me desarrolle y crecí.

El mas pequeño de 4 hermanos, en medio de una familia, (que sin juzgarla) lleva malos ejemplos, alcoholismo, malas palabras, descuidos en pocas palabras, Dios no estaba allí o no le permitían entrar.

A los 4 años de edad fui víctima de abuso de parte de unos muchachos mayores que yo y eso marco mi vida para muchos años.

Crecí con una idea distorsionada acerca de la vida, lleno de lujuria, (a causa de lo que me había pasado) malas costumbres y una rebeldía escondida, y en busca de una libertad que mi alma necesitaba, en la primaria y secundaria me gustaba escaparme, la ultima vez que lo hice nos fuimos varios muchachos y yo desde Tapachula Chiapas hasta Puebla, esa fue la ultima vez por que de allí mis padres decidieron meterme al ejercito pero salió mas grave la medicina que la enfermedad, allí conocí la droga que en ese entonces, la persona que fumaba marihuana era marcada por la sociedad y su familia, que era lo que yo deseaba, recuerdo en una ocasión causa de tener ese vicio fui arrestado, y mi madre que ya tenia varios dias sin verme fue a buscarme y un teniente que estaba al mando la recibe y le dice “sabe su hijo es un drogadicto, un borracho, se esta quedando loco a causa de la droga” solo vi como las lagrimas de mi madre corrieron por sus mejillas se dio la vuelta, llena de tristeza al saber que su hijo mas pequeño estaba ya metido en eso.

Cuando salí del arresto recibí mi paga por 10 días pero ya no soportaba mas ese lugar, y tome unas cosasmario militar y dejando trabajo, familia y una carrera que pudo haber sido buena, tome con rumbo a México D.F. escapando de mi situación y con ganas de conocer otros terrenos y gentes como yo, llegue a México era muy grande para mi y tome con rumbo a Tabasco allí en Villahermosa conocí un circo y me di cuenta que era una vida fácil, dura pero fácil y además había gente que al igual que yo les gustaba los mismos vicios y malas costumbres que a mi, y sobre todo que viajábamos de un lugar a otro diario un nuevo pueblo y de esa manera como conocí gran parte de México.

Ya aburrido de la vida en México, me acerque a la frontera de los Estados Unidos y allí en Tijuana, intente pasarme dos ocasiones y no lo logre, aunque honestamente yo no-tenia una idea de ir trabajar y hacer dinero allá yo quería saber la Locura Americana y logre pasar en la tercera vez que lo intente.

Ya una vez en Los Ángeles donde estuve me di cuenta que conseguir la droga era fácil y la variedad de ellas abundaba, aprendí hacer unas pulseras de hilo y andaba caminando por todo Los Ángeles.

Conocí a una chica, mexicana por cierto con la que tuve relaciones unos meses, mientras duro esa relación trabaja, me esforzaba aunque seguía fumando marihuana, llego el tiempo de separarnos y con eso me levo a conocer una droga que esta haciendo estragos en Estados Unidos, que es el Crack o roca, piedra como se le conoce. Empecé a consumirla de tal manera que me tenia que quedar en los trenes a dormir en compañía de vagos, rateros, malvivientes igual que yo.

Hubo un tiempo que deje la droga, pero seguí con algo igual o peor con el alcoholismo, todos los días tomaba, una anécdota y se darán cuenta de cómo el enemigo de nuestras almas no descansa, y una ocasión los que nos quedábamos allí se robaron medio furgón de tren lleno de cerveza así que tuvimos cerveza todos los días, día y noche tomábamos, me acostaba con una cerveza en la mano y despertaba igual, así por 10 días seguidos en medio de nuestra borrachera abríamos los barriles de aluminio y nos bañábamos con cerveza, algo meramente grotesco, y realmente extremista, era una persona que cuando me aficionaba a algo lo hacia rayando la locura

mario-jovenRecuerdo esa tarde de Verano en que uno de mis amigos me regalo una botella de tequila fino no se de donde se lo robaron pero era fina, ya en ese entonces mi cuerpo estaba débil y no lo resistió, me quede dormido y sospecho que fui a las vías del tren a hacer mis necesidades y allí me arrollo el tren, sufrí fracturas expuestas las cuales se infectaron rápidamente, y lo increíble de todo y maravillosos de mi Dios estuve casi una hora desangrándome y todavía respiraba, unas personas que pasaban por allí al verme fueron a avisarles a mis amigos y ellos rápidamente, pararon la maquina del tren y llamaron a la ambulancia me recogieron y avisaron a Hospital General, al cual le doy las gracias, ya me estaban esperando al recibirme los médicos y enfermeras,

Se asombraron por que después de tanto tiempo yo estuviera vivo y la impresión que les cause fue de desesperanza, tan solo al verme se rindieron y pensaron y dijeron que no me iba a salvar, por que ya ni sangraba, y mi señor que es experto en ese tipo de cosas puse su sangre allí y empece a sangrar otra vez . empezaron a trabajar conmigo, alli se encontraba la encargada de emergencias y al verme ella que estaba acostumbrada a ver todo tipo de heridos, conmigo se asombro de mi situación, Dios puso en su corazón orar por mi para salvarme la vida y al sentir ese deseo lo comunico a su esposo y juntos los hicieron, Dios en ese momento estaba salvando mi vida.

A los 4 días después desperté y mire hacia arriba, vi luces, un edificio, quise hablar no podía tenia una traqueotomía (un tubo en la garganta que me impedía hablar), sentía un dolor en donde estaban mis piernas y comencé a sospechar que las había perdido, intente levantarme y no pude estaba amarrado a tres maquinas que drenaban mi sangre, otra que impulsaba mis latidos, un tubo para respirar, otros para mi estomago y mas ya no recuerdo, allí cambio mi vida radicalmente de la noche a la mañana.

Tarde 6 meses en ese hospital y me trasladaron a otro para rehabilitarme, y de allí me incorpore a la sociedad otra vez.

Me fui a vivir con unos Misioneros de la caridad, católicos, ese lugar estaba cerca de donde vendían acostadodroga, vivía otro muchacho allí también en silla de ruedas que a el si le gustaba y usaba droga, , empezó a insistir

Y claro que acepte que más podía perder, en esos días que ya empezaba a drogarme y a tomar, llegaron unos señores muy elegantes que venían representando a una compañía de ferrocarriles, y me querían ayudar porque el accidente había sucedido en sus instalaciones, no tardo mucho el proceso y me dieron 50 mil dólares.

Imagínense que iba a ser con ese dinero, una persona con problemas de drogas y alcohol, y algo importante, no sabia yo manejar una suma así.

Me regrese a México con mi hermano pero no pude vivir con el, nos reclamábamos mucho cosas de hermanos, y unos días me le perdí allá en la capital me fui de parranda y no aparecí hasta los 3 días, tenia dinero que problema, me mando a Chiapas, con mis hermanas y también les hice la vida imposible y mi dinero me duro 1 año, me quede sin nada, me lo gaste en parrandas, mujeres cosas sucias y decidí irme a Tijuana, de alguna manera creía que ceca de la Frontera iba a estar mejor, y viaje por carretera desde Chiapas hasta Tijuana, tener que cruzar todo el país por uno de los recorridos mas largos que existen en mi pais, sabia conocía poco de lña ciudad pero sabia que allá había una vida parecida a los Estados Unidos.

Llegué a la zona Norte de Tijuana, la mas conocida por sus bares cantinas, juergas, y droga y vida licenciosa, pero era el tipo de vida que había llevado por siempre no conocía otra ni la quería conocer, ya sin familia ni amigos empecé a tomar, pedía dinero en la línea internacional y me iba bien pero todo se me iba en tomar, mas adelante conocí la droga llamada cristal que esta haciendo unos estragos en la vida de aquellos que la prueban, deje de tomar y me hice adicto a esa droga y al principio yo creía dominarla, después siguió ella y me empezó a dar delirios de persecución y sentía la presencia de Satanás (el Señor reprenda a ese engendro) y claramente oi su voz en medio de ese efecto que producía esa Droga de lo que estoy seguro que si era cierto por que ya al drogarme yo mismo le estaba dando permiso al de hacer conmigo lo que el quería, y varias veces termine despavorido en medio de la iglesia católica, arrastrándome pidiendo perdón al Dios según yo hasta que pasaba el pánico por unos días de ahí de nuevo continuaba drogándome, el Señor en su infinita Misericordia empezó a tratar con mi vida por que asi como escuchaba la voz de los demonios varias veces escuche la voz de Dios diciéndome que me acercara a el, en una ocasión recuerdo que estaba sentado afuera del cuarto que me rentaban y al final de pasillo del cual estaba yo enfrente vino un viento suave como alas de Angel y traía un papel el cual venia directo a mi y al llegar conmigo se Volteo y allí estaba una imagen de nuestro Señor Jesús haciéndome la señal de que lo siguiera, y al reverso era un tratado explicando la venida del Cristo y como iba a llegar y sus promesas de las cuales todavía no entendía nada pero sabia mi corazón de que era Dios mismo el que había estado conmigo esa tarde.

Seguía habiendo esa lucha en mi vida y cuanto mas clamaba, por que ya había comprendido que de el único que me podía rescatar de allí era Dios, yo hablaba con el y el me respondía que hacia falta algo, una vez escuche en su propia voz lo que dice en su palabra “así será mi palabra que sale de mi boca no volverá a mi vacía, …………” Isaías 55:11y eso hacia que mi espíritu lo buscara mas a el a pesar de que me drogaba podía distinguir lo que estaba sintiendo y podía jurar que un dia iba a salir de allí, del cristal salte a la heroína. Luego lo empecé a combinar con cocaína y era terrible al momento sentía que el corazón se paraba y tenia entendido que ya gente se moría de ello y resultaba humillante por que como solo tengo un brazo no podía inyectarme solo y tenia que pagar u otro que lo hiciera ósea que mi adicción salía doble, allí conocí gente de todas las edades robando, drogándose, prostituyéndose, mendigando, hasta gente intelectual ingenieros, doctores, en fin la droga no respeta y termina contigo, a me humillo hasta lo peor que podía aguantar.

A lo ultimo una de las cosas que ya me empezaba a molestar mas es que la policía me quitaba dinero y por no ir a la cárcel se lo daba, y lo segundo que como eran hasta 20 veces diarias mis dosis ya no podía dormir por que lo hacia por una hora y ya necesitaba mas, y un dia dije hasta aquí levante los ojos al cielo y clame “ayúdame Señor” empecé a caminar por las calles sabia que unos días difíciles y dolorosos venían me dormía en la calle, en la banqueta pasaron 3 días y no aguante y fui por una dosis ya la falta de droga esta haciendo efecto, el estomago no podía controlarlo y un conocido de la banda lo entendió y me inyecto y dijo que me felicitaba por que a la mayoría de los que les gusta la heroína a lo que más miedo le tienen es a la “mallila” o sea a la desintoxicación, y que siguiera adelante y deseaba que lo lograra.

Regrese a las calles otra vez y me compraba tequila para mas o menos soportar eso, pero una ocasión alguien llego, Dios mismo a través de un niño, el cual iba jugando y al pasar alli no se me olvidan aquellas palabras “Dios va a bendecirte grandemente”, y siguió caminando, mas tarde pasa un hermano allí y pronuncia las palabras mas bellas que existen en todo el mundo “Cristo te Ama” y que cerca de allí estaba una Iglesia Cristiana y me invitaba asistir a las 6 de la tarde todos los días, me acordé llegando la hora y fui a unos cuantos pasos estaba y llegue a la hora de la Alabanza y todos cantando y gritando que en Cristo hay victoria sentí al primer momento que yo pertenecía aquellos lugares y levanté las manos le di gracias a Dios por ello, recuerdo que el pastor ese día el sermón era de la paz que necesitan los hombres en su vida y eso era lo que yo quería paz a mi vida, después de eso se me acerco a mi y oro, al hacerlo sentí claramente a nuestro Señor poniendo sus manos en aquella humanidad tan sucia y maloliente, seguí yendo 2 días mas y al tercero escuche que dijo el director del centro de rehabilitación, que su visión era de llenar las camas que estaban vacías, pue yo soy esa visión, me acerque a el y le pregunte si tenían centro de rehabilitación, no me pregunto si quería ir tomo a uno de los muchachos y1411047157318 le dijo que me llevara, pase casi 30 días sin poder dormir, comía muy poco, el estomago era una revolución allá dentro, mi espíritu sabia que allí era el lugar. Honestamente veía la calle y no se me antojaba salir querría estar allí escuchando alabanzas, oyendo testimonios, había uno que me impacto el de Manuel Azúcar, y ya no quería drogarme Dios mismo quito la obsesión, un poco después del mes me ayudaron a bañarme y cambiarme, y a la Iglesia, los hermanos se sorprendían al verme después de aquel que cruzo la puerta con su silla de ruedas y no podía levantar la mirada, y estaba sucio y maloliente, el cual causaba pánico y terror al solo verlo, un milagro de Dios al frente de ellos desde que la primera vez que pise una iglesia cristiana no he vuelto a drogarme ni a tomar.

Me puse a estudiar computación y cuando me toco la materia de Internet empecé a sentir la necesidad de hacer algo aquí, sé que no puedo ir a la sierra a predicar pero desde aquí muchos conocerán la Gloria de Dios a través de nuestras vidas.

Eso es un poco de lo que me toco sufrir en esta vida pero yo se que el nos esta esperando y nos gozaremos

“a causa de la esperanza que os esta aguardada en los cielos, de la cual ya habéis oído por la palabra……………” col. 1:5

Soy libre en Cristo

Mi testimonio en audio que me hizo favor de hacerme Desde Madrid, España. mi hermano Luis Alfonso Parra Wic al cual le mando bendiciones

Descargar “Mi Testimonio” 002-Vivo-para-Cristo.mp3 – Descargado 72 veces – 23 MB

Comparte este mensaje