Libre y transformado por el poder de Dios


cartel del golfoEstimados hermanos, estoy muy agradecido de Dios porque hasta el día de hoy me mantiene bajo su mano de poder.

A los 17 años, me integré a un Cartel muy reconocido en el área donde vivimos. Se llamaba “El Cartel Del Golfo”, un cartel reconocido por su violencia y narcotráfico de drogas. Todo iba bien para mí, pues tenía buen dinero a mi disposición siendo solo un joven. Seguí hundiéndome más y más en estas actividades, pero solo me traían amargura; trataba de tapar las amarguras con mujeres, dinero y lujos, pero nunca funcionaban. Que estaba pasando??? NO lo sabía, pero un día, al estar a la orilla del Río Bravo en Matamoros, Tamps. Mex.; como a las 3 de la madrugada, el Espíritu Santo trataba con mi vida; me hacía recordar todo lo malo que había hecho; empecé a llorar como un niño, empecé a sentir la soledad tan intensa…pero era duro de corazón y no escuchaba la voz de mi Señor Jesús. Todo se profundizaba en las actividades ilícitas del narcotráfico de drogas.

Me mudé a la ciudad de Houston, Texas para recibir los cargamentos de droga que llegarían. Para entonces yo estaba casado, tenía 25 años, ya 8 años en el narcotráfico. Pero en la ciudad de Houston, Texas, la policía me detiene después de haber estado 6 meses en investigación sobre mi persona. Me detienen con 2 toneladas de marihuana, SI, 2 toneladas de marihuana. La juez de la corte 180 del Condado de Harris me impuso una fianza de $2,000,000 (2 millones de dólares americanos). Una fianza sumamente exagerada, como para nunca salir de la cárcel. Mi corazón estaba desecho, pues había perdido una carga tan valiosa, valorizada en más de 2 millones de dólares. Pero eso no era lo importante, lo más importante en este caso es que desde ese momento Dios estaba involucrado. ¿Cuál era el plan de Dios para este criminal, para este mal hombre? Ahora que estoy en Cristo veo que Dios se vale de lo más perdido del mundo, para que el mundo vea que El tiene el poder para cambiar al ser humano.

Estando en la cárcel detenido, un joven me habló de Dios, me dijo que Dios podía cambiarme totalmente, algo queleyendo la biblia yo veía imposible, pero la Biblia dice “Lo que para el hombre es imposible, para Dios es posible.” Platicando con mi suegro, que es Pastor, me decía que entregara mi corazón a Cristo, pero para mí era muy difícil hacerlo, pues ¡cómo Dios se iba a preocupar de alguien que fue tan malo! Pero en la Biblia dice,”Yo he venido para salvar al mundo.” Lo importante es que el proceso legal continuaba y me ofrecían 11 años de cárcel. Pero en días decidí abrir mi corazón a Cristo!!!!!!!!!! Lo mejor que he hecho en toda mi vida. Entró en mi corazón, y aunque estaba en esa cárcel, podía sentir el Gran Amor de Dios!!! Podia sentir realmente felicidad, a pesar de que el problema estaba presente; la confianza que llegó a mi vida me hacía ver el problema pequeño.

Comencé a predicar a los demás internos del poder de Dios. Estaban asombrados, pues sabían de mi caso y cómo yo había sido en mi pasado. El proceso legal se facilitó rápidamente; la fianza se redujo a más de la mitad; el tiempo que me daban para estar en la cárcel se redujo. Por fin, llegué a la corte una vez más; esa noche, salí bajo fianza. El Poder de Dios ya había trabajado, le testificaba a mi abogado de que mi vida había cambiado, y que no me importaba estar en la cárcel, pero mi familia me nesecitaba con ellos. Salí, me fui a la ciudad de Brownsville, Texas. El pueblo de Dios que estuvo orando por mí se gozó al saber que estaba libre el criminal temido, el narcotraficante estaba libre, pero ya no como criminal ni narco, sino como una alma lavada por la sangre de Cristo. *(((Créame que al estar escribiendo mi testimonio, lágrimas salen de mis ojos.)))* Pues sólo por el poder de Dios estaba libre, de 11 años que me daban de cárcel, sólo hice 3 MESES!!!! (Eso lo hizo el poder de Dios)

No podía entender cómo fue posible, ni mi abogado lograba entender porqué me dieron libertad. Pero ahora entiendo lo que sucedió, Dios tenía un plan para mi vida. Ahora predico que Cristo salva, y transforma vidas…Ahora las armas que cargaba conmigo, como las uzis, Ak-47(cuernos de chivo), Colt, Berreta 9mm. las cambié por armas mas poderosas como son, Salmos, Mateo, Génesis, y todos los libros de la Biblia. Ellos son más poderosos que cualquier otra arma. Glorifico a Dios por haberme dado otra oportunidad…y por dejarme ser parte de su pueblo. Ahora, testifico a las almas, y soy un testimonio vivo del poder de Dios!!!!! Gloria a Dios!!! Dios les bendiga hermanos y sigan orando por este servidor de Jesucristo. Y nos vemos en las Bodas del Cordero… que ya están por llevarse a cabo muy pronto!!!!

y Dios me dio su mano y fui libre

y Dios me dio su mano y fui libre

——————————————————————————–

Por: Jorge Luis Gutierrez Castañeda
País: Texas
cristo_viene_ya@msn.com
Iglesia “Jerusalem” A.D.
Dirección: Western Blvd.
Pastor: Rev. Paulino Luna
cristo_viene_pronto@msn.com

Comparte este mensaje