OBEDIENCIA

OBEDIENCIA, MEJOR QUE SACRIFICIO CONTRIBUYENTE; PERO INSATISFECHA

El escritor de esta ilustración, cuando era joven, conoció a una mujer que había estado ocupando una posición importante durante mucho tiempo y manejando mucho dinero en una empresa que administraba grandes negocios.  Esa dama simpatizaba con la verdadera religión, ella se sacrificaba financieramente para ayudar en la obra del Señor, y con frecuencia prometía que daría a algún predicador necesitado, al cual ella indicaría, una cantidad de dinero a la que recibiera en la primera carta de negocios en ese día.  Esa dama siempre cumplía sus promesas, aunque el hacerlo le costara mucho.  Sin embargo, todo eso no le dio la salvación ni le proporcionó gozo en su corazón.  Finalmente, cuando ya estaba avanzada en edad, se rindió al Señor.  No podemos ser redimidos cuando desobedecemos a Dios y hacemos otra cosa para encubrir tal desobediencia.  “El obedecer es mejor que los sacrificios”. (1 Samuel 15:22).

COMUNICACIÓN INCOMPRENSIBLE

En un culto de oración el predicador W. K. Gilliam dio el siguiente testimonio: Volábamos en un aeroplano de Against the Stormla ciudad de Denver, Estado de colorado, a la de Chicago, estado de Illinois.  por radio se le dijo al piloto que al llegar a esta ciudad no podría aterrizar porque había muchas nubes y las condiciones atmosféricas en general no eran favorables.  Cuando llegamos sobre Chicago no veíamos nada, sino únicamente nubes blancas, y permanecimos media hora volando en círculos sobre la ciudad. Repentinamente el aeroplano descendió en línea recta y aterrizamos con precisión en la pista que nos correspondía.  La constante comunicación entre el operador de radio del aeropuerto y el piloto, por ese medio que no veíamos ni entendíamos, hizo que pudiéramos descender en el momento y en el lugar más conveniente.  Esto puede ilustrar cómo Dios se comunica con el hombre por medio del Espíritu Santo, y también puede ilustrar que podemos tener éxito en nuestra vida espiritual si obedecemos a Dios y al Espíritu Santo, como Simeón obedeció.

UN HIJO EN CIRCUNSTANCIAS MOLESTAS, GOZOSAMENTE OBEDECIO Y ESPERO A SU PADRE.

sirSir Henry Havelock estudió leyes; pero abandonó el ejercicio de ellas para entregarse al de las armas poco después de la batalla de Waterloo, y llegó a ser un prominente militar al servicio de su patria, Inglaterra, para la cual ganó muchas victorias bélicas en Persia y en la India. Durante una de sus estancias en Londres, por invitación de él, que entonces era un coronel, lo visitó un caballero.  En el curso de la conversación la señora de Havelock repentinamente se volvió hacia éste mismo y le preguntó: “¿Dónde está Enrique?” –refiriéndose al hijo de ambos, a quien ella no había visto en toda la tarde.  El coronel se puso en pie, y repuso: “¡Ah, pobre muchacho! Está en el puente de Londres… y con este frío que está haciendo.  Le dije que me esperara hoy a las doce en ese lugar, y con tantos asuntos que he tenido que atender, olvidé la cita.” El momento en que decía esto el coronel Havelock eran las siete de la noche; se levantó inmediatamente, ordenó que llamaran un carruaje, y al salir para libertar a su hijo de esa molesta espera en el puente de Londres, para excusarse ante el caballero visitante se volvió hacia él y le dijo: “Como usted ve, señor, esta es la disciplina de la familia de un soldado”. Después de una hora el coronel regresó con el pobre Enrique, quien parecía haber pasado por la experiencia de esa tarde con muy buen humor.

Comparte este mensaje

One thought on “OBEDIENCIA

  • enero 2, 2009 at 3:24 pm
    Permalink

    Asi es hermanos tal y como Cristo obedecio cumpliendo los mandamientos de su Dios Padre, asi tambien nosotros tenemos que obedecer por Amor y FE a Aquèl que tanto nos amo. Es facil y sencillo los mandamientos se encuentran en Exodo 20.

    “En esto sabemos que le conocemos: en que guardamos sus mandamientos. Quien dice: “Yo le conozco” y no guarda sus mandamientos es un mentiroso y la verdad no está en él. Pero quien guarda su Palabra, ciertamente en él el amor de Dios ha llegado a su plenitud. En esto conocemos que estamos en Él. Quien dice que permanece en Él, debe vivir como vivió Él” (1 Jn 1, 5-6; 2, 3-6)

    Dios es el mismo ayer, hoy y siempre no cambia, ni su Ley cambia.
    Dios es Santo su Ley tambien lo es..
    Dios es Justo su Ley tambien lo es…
    Dios es Amor su Ley tambien lo es…

    Apocalipsis 14:12
    “¡En esto consiste la perseverancia de los santos, los cuales obedecen los mandamientos de Dios y se mantienen fieles a Jesús!”

    NO OLVIDEMOS ESTO PARA UNA PERFECTA OBEDIENCIA!!!

    Cuando el trabajo, la familia y las responsabilidades financieras nos acosan y nos parece que todo eso es demasiado, ¡hay consuelo! Está en la Biblia, Mateo 11:28-30, “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga”.

    Dios nos da un ejemplo de descanso. Es importante para mantener una vida balanceada. Está en la Biblia, Génesis 2:3, “Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación”.

    El descanso hace posible la adoración verdadera. Está en la Biblia, Éxodo 20:8-11, “Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó”.

    El descanso es un don de Dios y es parte de su plan fundamental. Está en la Biblia, Hebreos 4:9-11, “Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas. Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia”.

    Hay descanso en su salvación. Está en la Biblia, Isaías 30:15, “Porque así dijo Jehová el Señor, el Santo de Israel: En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza”.

    Dios los Bendiga y que sea de ùtil esta informaciòn para su vida espiritual

    Mateo 5:48, “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto”.

    Reply

Responder a Israel Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.