Richard Wurmbrand


Richard Wurmbrand fue un pastor evangélico luterano de origen judío que nació en el 1909 en Rumania. Cuando los comunistas tomaron su tierra nativa en 1945, él se hizo un líder de la iglesia en la clandestinidad.

En 1948, él y su esposa, Sabina, fueron arrestados. Pasó 14 años prisionero en las cárceles comunistas, incluyendo 3 años incomunicado en una celda subterránea, sin poder ver el sol, las estrellas, ni las flores. Sólo veía a sus guardias y torturadores.

Los amigos cristianos en Noruega compraron su libertad por u$s 10,000 en 1964.
El pastor Wurmbrand es el Fundador de la Organización Internacional “LA VOZ DE LOS MARTIRES” la cual ayudó a cristianos perseguidos en países comunistas, por más de 25 años.
Sus innumerables obras literarias, escritas en varios idiomas son muestra de una vida entregada por completo al servicio de Dios y de su convicción plena de amor al prójimo.

Richard Wurmbrand, nació siendo el menor de 4 niños en una familia Judía en Bucarest, Rumania, el 24 de marzo de 1909.
Pasó parte de su niñez en Estambul, Turquía donde su padre se establecería como un destacado odontólogo.
Después de la muerte de éste por una epidemia de gripe en 1919, la familia cayó en la pobreza debiendo retornar a Rumania.

Richard, talentoso, intelectual, conocedor de 9 lenguas, tuvo una juventud tormentosa. Participó activamente en la política izquierdista.

En 1936, se casó con Sabina. Despúes de ello, Richard y Sabina se convirtieron a Cristo en 1938, a través del mensaje de un carpintero alemán de apellido Wolfkes. La pareja judía lo conoció durante unas vacaciones en las montañas de Rumania, quien puso una Biblia en sus manos. No teniendo ninguna educación, este carpintero no hizo mucho más que impeler a estos dos jóvenes, educados, intelectuales judíos, para tomar tiempo y leer al menos uno de los Evangelios, una esencia de una corta biografía de la personalidad más famosa de las personas Judía, “Jesucristo”.

Sabina y Richard conociendo otros cristianos judíos se convirtieron y fueron bautizados. Fundaron la Misión Anglicana Mission a los Judíos en Bucarest. Richard fue ordenado como anglicano. Luego, terminada la Segunda Guerra Mundial fue reordenado ministro luterano.

Su único hijo, Michael nació en 1939. Debido a la declaración de guerra de Rumania en contra de Inglaterra y otros poderosos del Oeste, muchos ministros Anglicanos tuvieron que dejar Rumania.
El Rev. Richard Wurmbrand y su esposa Sabina , sin pensar en familia o posesiones continuaron sin temor su trabajo misionero cristiano.

Ellos trabajaron arduamente ayudando a escapar a numerosos judíos , predicaron diariamente en los refugios para las bombas, y terminaron arrestados varias veces por susactividades subterráneas cristianas durante un estado de guerra.

Al menos una vez estuvieron a horas de ser ejecutados por un tribunal militar de Rumania.
Los Wurmbrand, amados y respetados por muchas personalidades cristianas ortodoxas, escaparon solo a través de la intervención del jefe editor del principal periódico de ese tiempo.
Los parientes de Sabina, dos hermanas y un hermano perecieron masacrados por nazis.

También fue muerto por legionarios rumanos nazis, Isaac Feinstein, un influyente misionero cristiano para los judíos, quien fue fundamental en la conversión de los Wurmbrand.

Sus vidas durante ese período fueron descritas en el Libro de Wurmbrand, “Cristo en el camino Judío.”

En el corto período desde del final de la Segunda Guerra Mundial hasta la transformación de Rumania en un estado comunista (1945-1949), el Rev. Wurmbrand imprimió y organizó la distribución de un millón de Evangelios, en idioma ruso, destinado a las tropas rusas que ocuparon Rumania.
El pastoreó una Iglesia de 1,000 miembros, la mayoría judíos convertidos.

En Febrero de 1948 el Rev. Richard que contaba con protección diplomática sueca, fue secuestrado por el gobierno comunista y desapareció rumbo a las sombrías prisiones comunistas.

En preparación para un corto juicio fue mantenido bajo un nombre secreto por casi 3 años, en una celda solitaria, bajo torturas para hacerlo confesar crímenes imaginarios.

Permaneció durante 14 años en prisiones comunistas en dos períodos, 1948-1956 y 1959-1964. Su esposa Sabina fue también encarcelada en un campo de esclavos por 3 años.

En 1964, un grupo de cristianos noruegos reunió u$ 10.000 y lo pagó al gobierno comunista el gobierno comunista en concepto de rescate.
Sus libros “Torturado por Cristo” y “God´s Underground”, describen todo en detalle.

Los Wurmbrand llegaron a Olso, Noruega en Diciembre 1965 y sin entender el idioma, visitaron en su primer domingo en libertad la Iglesia Luterana Americana.
Impresionados por la libertad de culto, ellos lloraron durante todo el servicio.

Myrus Knutson, el ministro de la Iglesia, por compasión profunda, abrió su casa generosamente a la familia refugiada mientras negociaba, a través de la Embajada de Estados Unidos, con el a fin de que este gobierno garantice su seguridad certifique la veracidad de la historia de estos refugiados, su sufrimiento y torturas.
Sus contactos respondieron: “completamente confiables”.

Así fue que el Rev. Richard Wurmbrand fue invitado a hablar en la más grande reunión en Oslo.
La reunión se abrió para las preguntas:
Preguntaron
¿Porque el no debía intentar coexistir con el comunismo?- Wurmbrand siempre sincero en su comportamiento, lentamente se alejó del podium, arrebató la billetera de un coronel de su bolsillo, y dijo,
-Tomé su dinero, está en mi bolsillo. Vamos a coexistir!-

El respondió que, obviamente, el comunismo quiere coexistir una vez que haya ocupado la mitad del mundo. No debe haber ninguna solución para el cáncer pero nadie ha decidido coexistir con el cáncer y así una acomodación con el comunismo no es posible. A cada ladrón le gustaría coexistir con la policía, pero esto es inaceptable.

El coronel Sturdy se levantó de su lugar y dijo, “Caballeros, vamos a enviar a este hombre a América, para que arrebate las billeteras de todos los izquierdistas y abran sus ojos”.

Una colecta fue hecha ahí mismo y al Rev. Wurmbrand se le organizó un itinerario de un mes para hablar en el este de los Estados Unidos. Llegó a Nueva York e inmediatamente hizo un horario de regreso por falta de éxito. Fue a Filadelfia para visitar al único amigo que conocía, un ministro judío cristiano.
Este ministro lo desanimó de tratar de quedarse en los E.U., porque era muy viejo y débil para pastorear una Iglesia, y, “podrías ser capaz de hacerte un salario” fueron sus palabras finales.

Le pidió al ministro si le podría enseñar un poco más de Filadelfia.
Esto sucedió.
Ocurrió que mientras el Rev. Richard caminaba por la calle, se cruzó con la más grande manifestación contraria a la intervención americana en Vietnam . Richard y su amigo se detuvieron a escuchar por curiosidad. Seis minutos después, Richard fue directo al micrófono diciendo:
Tú no sabes nada del comunismo, soy un Doctor en comunismo. Deberías estar del lado de las víctimas del comunismo en lugar de defender sus torturas-.
-¿Cómo puedes ser un Doctor en comunismo? -fue la respuesta sarcástica.
– Aquí están mis credenciales, respondió Wurmbrand, quitándose su camisa y mostrando las cicatrices de las profundas torturas en su torso.

La policía alejó a Wurmbrand pidiéndole que se vistiera. Esto fue suficiente para que personas de los periódicos tomaran fotos dramáticas y preguntaran por entrevistas.

El siguiente día en casi todos los periódicos de los E.U., en la primera página, habían fotos del ministro que mostró sus cicatrices de tortura y buscaron entrevistas, y así Richard Wurmbrand tuvo que posponer su regreso por mes y medio.
El tuvo que volver por tres meses más para seguir hablando.

En Mayo 1966 él testificó ante el Subcomité Interno de Seguridad del Senado de los E.U.

Su testimonio se volvió más popular en los siguientes tres años.
Junto con la familia él emigró a los Estados Unidos en Noviembre de 1966.
Una vez en los Estados Unidos la familia Wurmbrand comenzó el ministerio “Misiones cristianas para el mundo comunista”, en el presente “La Voz de los Mártires, Inc”, una organización mundial que tiene como su objetivo principal ayudar a los cristianos perseguidos por regimenes comunistas, evangelizar a izquierdistas y darles sostén.

Después de la caída del comunismo en Rusia, la misión intensificó su trabajo en países Árabes y en todos aquellos lugares de hostigamiento y opresión a los cristianos por causa de su fe. Las actividades de la organización y el Rev. Wurmbrand hablando en muchos países trajo la atención del mundo.

El mensaje de Wurmbrand siempre fue: Odien los sistemas del diablo, pero amen a los perseguidores y traten de ganarlos al cristianismo.

De profundo y agudo pensamiento le dan una cálida personalidad. Su tema principal, ayuden a todos, y denle a todos quienes llegan a preguntar por ti (…) hasta puedes ayudar o darles solo un poco.

Líderes cristianos alrededor del mundo lo han llamado un mártir viviente.

El Rev. Wurmbrand habló prácticamente en la mayoría de los países del mundo libre, y estuvo en varias televisoras influyentes.

Un ejemplo podría ser una asombrosa hora y media dialogando con la atea Madelaine Murray O´Hare , a quien dejó literalmente muda.
Wurmbrand, que no estaba inicialmente invitado a la entrevista pidió la palabra:
-He viajado a través del mundo y visto muchas obras caritativos como hospitales cristianos, orfanatos judíos, hasta casas budistas para enfermos. ¿Podría usted darme un ejemplo de algún establecimiento caritativo ateo?-
La Srta. O´Hare hizo silencio por 3 minutos. El moderador invitó al Rev. Wurmbrand a ser parte del debate. A O´Hare “no le agradó para nada como quedó editado el video.

Muchos de sus escritos teológicos, escritos en las prisiones comunistas, aún hoy permanecen desconocidos. Otroa han sido traducidos y esperan publicación. Unos pocos de sus sermones aparecieron como “Mensajes en confinamiento solitario”.

Continuamente viajando y hablando, pasados sus 85 años, en los últimos cinco años de su vida, el Rev. Wurmbrand fue confinado a su cama, con una severa neuropatía, consecuencia de los terribles 3 años de confinamiento solitario, donde fue obligado a pasar interminables horas de pie.

Richard Wurmbrand murió en Torrance, California el 17 Febrero 2001 . Su esposa Sabina había fallecido el 11 de Agosto del 2000.
Les sobrevive su hijo Michael y su inmenso legado.

Fuente: The Voice of Martyrs

Licensed by Copycristian

Comparte este mensaje