Charles D. Watson



Charles D. Watson nació en 1945, en el Florence Nightingale Hospital en Dallas, Texas. Se crió en Copeville, unas 35 millas al norte de Dallas.

En 1967, salió de la North Texas University, de donde era un estudiante, para irse a California, pensando que ´yendo al oeste´ encontraría la ansiada satisfacción en la idea del sexo, drogas y rock & roll.
Su autoestima era muy baja. Su sistema de creencias era muy endeble.

En California, se alistó en universidad y aseguró un trabajo, pero pronto salió de ella tras las luces de la vida rápida.
Conoció a Charles Manson y finalmente pasó a formar parte de la “familia Manson”. Fue parte de este grupo por un año. se lo conocía por su nick: Tex
Manson ofrecía una utopía, pero en realidad, él tenía una visión destructiva, la que Charles internalizó como propia, en pensamiento y actos.

Su participación en los asesinatos de Manson(*), en 1969 es una parte de historia que él lamenta profundamente. Por la participación en estos crímenes, él recibió una condena a muerte, que fue revocada en 1972.

Watson continuó encarcelado con una condena a prisión perpetua. A tres años de iniciar su penitencia, escuchó de Cristo y aceptó que entre en su corazón. Allí mismo comenzaría su ministerio.

Allí mismo, en la cárcel, comenzó con su entrenamiento ministerial. En 1978 se publicó el libro “Will You Die For me?” (¿Morirías por mí?), del que fue coautor
Este libro ha tocado a millares de presos espirituales.

En 1980 fundó ´Abounding Love Ministries, y en 1983 fue ordenado Ministro.
Desde su conversión no ha cesado de testimoniar sobre Cristo a presos y libres
En 1997 se creó un sitio de internet mediante el cual ha llegado a millones de personas en todo el mundo. En años recientes, escribió el libro Manson’s Right Hand Man Speaks out! En el que responde a cuestiones que aún hoy en día le realizan mediante entrevistas o cartas.

Su distante pasado es una tragedia desde todo punto de vista, pero las últimas tres décadas de su vida testifican de la sublime Gracia de Dios.
Charles dice que no quiere que se lo identifique por su pasado, sino por lo que ahora es: Una nueva creación en Cristo.

Diariamente, mientras camina kilómetros dentro del predio carcelario, comparte con otros lo que significa ser cristiano. Charles sostiene a otros cristianos y los ayuda a ver a Dios como su padre divino que los ama incondicionalmente.
Él es un líder dentro del programa de contención espiritual y enseña allí regularmente. Es un hombre de la lógica y del razonamiento sano. La gente lo escucha debido a la vida que ella lo ve vivir. Charles es un Pastor con todas las implicancias que esto conlleva.

Rechaza audazmente la concepción de un cristianismo legalista basado en la creencia de que las personas pueden ganar su salvación a través de sus propios buenos trabajos.

Tras los muros, Charles ´Tex´Watson vive el día a día como un proyecto de vida, predicando a los incrédulos de la Gracia de Dios y rogando con los creyentes para comprender y disfrutar la maravillosa tolerancia divina, de la muerte y resurrección de Jesucristo, mediante la cual fuimos hechos herederos.

Charles ve un futuro dinámico y en control de Dios. Se mueve con la fe fuerte y gran optimismo. Como dice el profeta Daniel, “… mas el pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará” (11: 32).

Charles conoce a su Dios y le confía todos sus planes futuros, y ve al Señor continuar bendiciendo a otros a través de sus escritos.

Watson no ve su ministerio limitado a la prédica a los presos, y piensa que la regeneración que Cristo produjo en él puede servir de ejemplo para otros, trascendiendo el límite de los muros.

¿Pasará Charles el resto de su vida en prisión?
Su libertad en Cristo es lo que él realmente cuenta como alegría. Él desea un futuro viviendo junto a su familia su familia en la sociedad libre, pero eso no es de extrema importancia. Él verdaderamente ha aprendido a contentarse en el estado en que se encuentre.
Él quisiera que se le otorgue el beneficio de la “libertad bajo palabra” y mudarse de nuevo a Texas, pero tiene la percepción de que Cristo volverá a buscar a su Iglesia antes de ése día.

Entonces mira hacia delante, a la gloria del Cielo, pero hasta entonces, ocupa su tiempo diario en las cosas de Dios.

  • (*) La noche del 8 de agosto de 1969, Charles Watson (Tex), Patricia Krenwinkel y Susan Atkins, entraron en la casa de Beverly Hills, California, y mataron a Sharon Tate, la mujer embarazada de Roman Polański, junto con Jay Sebring, Abigail Folger y Wojciech Frykowski. Antes de entrar, habían disparado y dado muerte al joven Steven Parent, que abandonaba la casa en ese momento. Linda Kasabian, seguidora de la “Familia”, recibió más tarde inmunidad por dar información en contra del grupo. La noche siguiente, Manson entró en la casa del empresario Leno LaBianca y su mujer Rosemary en las afueras de Los Angeles. Tras haberles dicho que no se les haría daño, los ató y dejó entrar a Tex (Charles Watson) Patricia Krenwinkel y Leslie Van Houten, quienes mataron a la pareja. Miembros de la “Familia” habían sido ya responsables del asesinato de Gary Hinman, un profesor de música, y se les creía autores de otros asesinatos.

Aporte de Caro

Fuente: Consensado de Charles D. Watson Web Site

Licensed by Copycristian

Comparte este mensaje